banner
 
  21 de Noviembre de 2014
 
 
 
   

Usuario: Clave:
 
  registrate
 
Propuestas didácticas
Recursos
Correo
Aula Virtual
 
 

estimulo a la cultura



Acceso ilimitado desde los centros educativos de la ANEP

inclusión educativa


 
cursos


anilla

 



Los usuarios opinan
         
24 de Octubre de 2012

Obtener agua en la Antártida:una rutina bajo condiciones extremas

 

Antártida

En una base antártica el empleo del agua implica consideraciones importantes.







 Antártida

Cuando llega el invierno, las personas que quedan en la base Artigas debe enfrentar el congelamiento del agua.






Antártida

Estando en la principal reserva de agua dulce del mundo obtener agua potable para el uso diario puede transformarse en una tarea muy compleja.

Queremos
tu opinión
¿Te gustó este
artículo?
1 2 3 4 5

Comenta este artículo
Botón Comentar
Recomienda este artículo
Botón Recomendar
Enclavada en la Isla Rey Jorge a unos 3.000 kilómetros al sur de Montevideo, se ubica la base Científica Antártica Artigas, administrada por el Instituto Antártico Uruguayo y habitada en invierno por un grupo de apenas ocho personas.

La vida en esas latitudes es de condiciones extremas siempre, por más que se tengan disponibles todos los adelantos tecnológicos como ser telefonía, internet, calefacción, alojamientos y vestimenta adecuada.

En esos lugares, las cosas más sencillas son difíciles de resolver y por ejemplo, aún estando instalado en la principal reserva de agua dulce del mundo, obtener agua potable para el uso diario, puede transformarse en una tarea muy compleja.

Se estima que una persona, en condiciones de vida normal del siglo XXI, consume en Uruguay unos 100 litros de agua por día, incluyendo su empleo para higiene y bebida.

Quien vive en las ciudades, acostumbra a que el agua está disponible en los grifos en todo momento y no se preocupa por lo que consume, pues da por supuesto que el suministro está asegurado por alguien, sin preocuparse tampoco por el destino de esa agua, que en la ciudad, se va por las cloacas.
En una base antártica, el empleo del agua implica otras consideraciones.

Primeramente, su obtención requiere un trabajo de extracción, transporte y depósito, que en los meses de verano, es relativamente fácil de resolver, pero que en invierno, adquiere una complejidad mayúscula.

En la Base Artigas, se extrae el agua desde el lago Uruguay, ubicado en línea recta, a unos 1.000 metros de las instalaciones donde se vive; pero transportarla hasta los depósitos, es el primer obstáculo a vencer.
El nivel del agua se encuentra más elevado que la base, pero en el medio hay una colina y luego una cañada.

En el lago, hay una caseta con una bomba sumergida, que permite extraer el agua y bombearla hacia arriba, subiendo una pendiente de unos 20 metros de altura. Luego desde allí, por gravedad, el agua se desliza fácilmente hasta otra caseta, desde donde se la distribuye a los diferentes ramales de abastecimiento.

Hasta aquí, parece fácil, pero eso funciona bien, siempre y cuando la temperatura se mantenga elevada, pues cuando la misma desciende por debajo de citro o cinco grados bajo cero, se corre el riesgo que el agua se congele adentro de las tuberías y por lo tanto, que se obstruyan.

El sistema está pensado para que el agua circule por las cañerías lo más rápido posible y una vez transportada la cantidad de agua necesaria para el suministro, se vacían las tuberías, purgándolas por gravedad, es decir abriendo válvulas para que el agua que quedara en las tuberías, salga al exterior, dejando las mismas vacías, para evitar que se congelen.

Muchas veces sucede que las tuberías forman desniveles, donde no escurre bien y entonces, cuando la temperatura desciende, el agua se congela y se obstruye el sistema.

Las tuberías están recubiertas de un material aislante para protegerlas del frío exterior, pero cuando la temperatura desciende por debajo de 10 grados bajo cero, este aislamiento sirve de poco.

Hay sistemas en que se hace circular el agua, manteniéndola líquida mediante el empleo de cinta calefactora, pero evidentemente, esto implica consumo de energía eléctrica que debe ser producida en la propia base, con el consiguiente trabajo extra, costo y contaminación.
En definitiva, el sistema de bombeo y purgado por gravedad, que fue ideado por los uruguayos que fundaron la base, es bueno y eficiente y con algunas mejoras, ha funcionado desde su instalación en 1987.

Hablábamos de lo que ocurre con el agua sucia y esto es otro problema, pues la misma no puede ser vertida al suelo ni al mar y por lo tanto debe ser tratada en cámaras sépticas, teniendo en cuenta que el agua servida, también se congela, así que por lo tanto, es necesario mantener las cámaras sépticas calefaccionadas y las tuberías de desagüe vacías, empleando el método de caída por gravedad, para evitar congelamientos y desbordes.

El agua servida, es tratada con productos químicos. El barro residual es evacuado por bombeo y traído a Uruguay, al igual que los residuos de todo tipo, cuando el barco de la Armada Nacional regresa de su operación de entrega de suministros.

El sistema original fue instalado en 1987 y luego en 2005, con participación de OSE, se hicieron algunas mejoras a la maniobra de bombeo.

Actualmente funciona de manera bastante ágil, pues la experiencia práctica de 28 años de trabajo continuado ha permitido resolver los aspectos más complejos, aunque cuando llega el invierno, el pequeño grupo de ocho personas que queda en la base, debe enfrentarse a los problemas del congelamiento debiendo resolver el dilema de administrar el agua, tan abundante allí, pero a la vez, tan difícil de obtener.

Este artículo pertenece a Waldemar Fontes  y fue publicado en la revista COPOS DE NIEVE (Nº 39, Octubre 2012) de la Asociación Civil Antarkos con sede en el Instituto Antártico Uruguayo. Las fotografías son de Gabriela Rufener.

Comenta este artículo

  • artículo   vitooo
    Jueves, 25 de Octubre de 2012
    Pero esta muy buena .


Nombre:
Tema:
Mensaje:
envía
 
 

Quiénes somos | Contáctenos | Propiedad Intelectual

 
anep
Consejo de Educación Inicial y Primaria Consejo de Educación Secundaria Consejo de Educación Técnico Profesional Consejo de Formación en Educación