banner
 
  28 de Julio de 2014
 
 
 
   

Usuario: Clave:
 
  registrate
 
Propuestas didácticas
Recursos
Correo
Aula Virtual
 
 

 

Acceso ilimitado desde los centros educativos de la ANEP

 
 
anilla
 
Los usuarios opinan
         
13 de Abril de 2012

La enseñanza debe girar en torno a problemas sociales reales desde diversas perspectivas

El reto de educar para la vida

La sociedad presenta actualmente una serie de características que obligan a replantear el sentido de la educación, considerando otras finalidades más coherentes con la realidad. En este contexto, la enseñanza no puede seguir proporcionando a los jóvenes una serie de conocimientos que los lleve a obtener un certificado o un título, sino un conocimiento verdaderamente útil para la vida en esta sociedad que les ha tocado vivir.

 


 educar

Según Romero la educación tiene que favorecer el pensamiento reflexivo y crítico sobre el propio entorno.




 




educar

La educación debe tener un sentido claro para sus actores, sostiene la especialista.

Queremos
tu opinión
¿Te gustó este
artículo?
1 2 3 4 5

Comenta este artículo
Botón Comentar
Recomienda este artículo
Botón Recomendar
"Educar a un joven no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía." John Ruskin
   
"Hay dos tipos de educación, la que te enseña a ganarte la vida
y la que te enseña a vivir." Anthony de Mello
 
Presentar una serie de contenidos que deben “aprenderse” para luego ser evaluados ciñéndose como única fuente a un libro de texto, considerando que el conocimiento es todo lo que se encuentra ahí contenido y por tanto debe ser “aprendido” es una falacia que no podemos continuar replicando. Este modelo pedagógico de tintero y pluma no puede (no debe) ser más una práctica educativa porque su aporte a la educación es nulo, porque empobrece, porque no se ajusta a la realidad, porque no funciona más.

Hoy, la enseñanza debe girar en torno a problemas sociales reales desde diversas perspectivas. Estos problemas deberían constituir, en efecto, el centro de las propuestas de enseñanza, de forma que puedan contribuir, verdaderamente, a una educación significativa y comprometida, una educación entendida como desarrollo humano y, por tanto, como desarrollo de la racionalidad, de la afectividad y de la sensibilidad ante los problemas de la humanidad.

¿De qué manera podemos superar la desigualdad, las brechas económicas, el analfabetismo, la pobreza y otros muchos conflictos sociales que se arrastran por décadas?, ¿de qué manera podemos asegurar que el futuro será mejor? La respuesta es única, con educación. Con una educación no orientada a la repetición ni al desarrollo de inteligencias superiores para resolver problemas matemáticos de forma aislada, sino una educación capaz de desarrollar una conciencia integradora de la cultura, del pasado, el presente y el futuro, que favorezca el pensamiento reflexivo y crítico sobre el propio entorno. Con una educación que le otorgue sentido a cada actividad que propone porque parte de la realidad y vuelve a ella para mejorarla.

En la medida en que la educación tenga un sentido claro para sus actores, se avanzará hacia metas concretas (individuales, departamentales, nacionales) y las circunstancias dejarán de ser adversas para convertirse en oportunidades. Para eso es necesario contar con personas comprometidos con el desarrollo social, estas personas se encuentran hoy en su etapa de formación y tenemos la obligación de brindarles la oportunidad de convertirse en nuestro mejor futuro.

Este artículo pertenece a la especialista peruana en Tecnologías Educativas, Ingrid Romero Manco.

Comenta este artículo


Nombre:
Tema:
Mensaje:
envía
 
 

Quiénes somos | Contáctenos | Propiedad Intelectual

 
anep
Consejo de Educación Inicial y Primaria Consejo de Educación Secundaria Consejo de Educación Técnico Profesional Consejo de Formación en Educación