banner
 
  20 de Abril de 2014
 
 
 
   

Usuario: Clave:
 
  registrate
 
Propuestas didácticas
Recursos
Correo
Aula Virtual
 
 

 

Acceso ilimitado desde los centros educativos de la ANEP

 
 

 
Los usuarios opinan
       
3 de Enero de 2012

Actualmente asistimos una fase de transición donde convergen las culturas analógicas y digitales

Educomunicación: más allá del 2.0

Las formas actuales de la cultura popular están ligadas a las redes sociales, la participación, los videojuegos, los videos en You Tube; mientras que la cultura oficial en las aulas permanece atada a la tradición gutenberguiana y a modelos educativos transmisores heredados de la sociedad industrial.

 


 educomunicación

El objeto de estudio, investigación y producción de la cultura digital en este momento tiene lugar, principalmente, fuera del aula.



educomunicación
 


Expresa Aparici que una relectura de la obra de Paulo Freire brinda pistas para restablecer las relaciones entre los interactuantes de la educación y de la comunicación en el contexto digital.



educomunicación

“En estos momentos convulsos para la educación se hace necesario una revisión y reconstrucción de los principios, metodologías, tecnologías, formación docente.", dice Aparici. 

Queremos
tu opinión
¿Te gustó este
artículo?
1 2 3 4 5

Comenta este artículo
Botón Comentar
Recomienda este artículo
Botón Recomendar

La educomunicación ofrece una filosofía y una práctica de la educación y de la comunicación basada en el diálogo, la participación y la autogestión que no requiere sólo de tecnologías sino de un cambio de actitudes y de concepciones pedagógicas y comunicativas.

Estas afirmaciones pertenecen al libro Educomunicación: más allá del 2.0 que fue coordinado por Roberto Aparici (Barcelona, Gedisa, 2010). Aparici, que es docente en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (España), se apoya en la definición acordada por UNESCO, UNICEF y CENECA (Centro de Indagación y Expresión Cultural y Artística) según la cual, la educomunicación incluye, sin reducirse, el conocimiento de los múltiples lenguajes y medios por los que se realiza la comunicación personal, grupal y social. Dice que abarca también la formación del sentido crítico, inteligente, frente a los procesos comunicativos y sus mensajes para descubrir los valores culturales propios y la verdad.

Explica el coordinador de la obra que a fines de la década de los noventa y comienzos del siglo XXI aparecieron la virtualidad y el desarrollo imparable de las tecnologías digitales de la comunicación, ambos motores del cambio a escala mundial. Así, los escenarios virtuales y las tecnologías de la comunicación en el mundo de la educación comienzan a usarse principalmente en e-learning. Ese escenario y esas tecnologías constituyen para niños y jóvenes un universo rico en experiencias comunicativas fuera de la vida de las aulas. Y configuran el objeto de estudio, investigación y producción de la educomunicación en escenarios analógicos y digitales; y su filosofía impregna cualquier tipo de tecnología sea web 1.0, 2.0, 2.1 o 3.0. Señala Aparici que todo esto permite desarrollar aspectos nunca abordados hasta ahora como la interactividad, la inmersión, la participación o la convergencia.

El diálogo

El autor también se refiere a los principios pedagógicos de la educomunicación y dice que la misma presenta una filosofía y una práctica de la educación basadas en el diálogo y en la participación que no requieren sólo de tecnologías, sino de un cambio de actitudes y de concepciones. Entonces asegura que muchos  de sus principios tienen su origen en la comunicación dialógica que planteaba el educador brasileño Paulo Freire cuando decía: “ser dialógico no es invadir, es no manipular, es no imponer consignas. Ser dialógico es empeñarse en la transformación, constante, de la realidad. Ésta la razón por la cual, siendo el diálogo contenido de la propia existencia humana, no puede contener relaciones en las cuales algunos hombres sean transformados en seres para otro.”

Expresa Aparici que una relectura de la obra de Freire en la actualidad brinda pistas para restablecer las relaciones entre los interactuantes de la educación y de la comunicación en el contexto digital. “En esa superación de roles que permiten las tecnologías digitales, donde todos podemos ser interactuantes, es preciso recuperar y desarrollar conjuntamente una perspectiva crítica.”, indica. Menciona luego que a partir de la web 2.0, los participantes en el ciberespacio permiten establecer una relación entre  iguales que están en interacción constante, las que también pueden llevarse a cabo en escenarios reales. “La tecnología digital ha puesto en evidencia prácticas enunciadas hace cuarenta años que pueden desarrollarse en las aulas o en los medios de comunicación convencionales. No se trata de una cuestión tecnológica, sino de una dimensión metodológica, pedagógica e ideológica.”

Para el autor, en las aulas predominan modelos basado en la transmisión sin comunicación. Y aludiendo nuevamente a Freire expresa que el modelo de enseñanza-aprendizaje que criticaba el educador brasileño estaba centrado en una concepción bancaria de la educación, es decir en un modelo transmisor que imponía relaciones entre docentes y alumnos rígidas, las que aún se siguen reproduciendo. 

“Debemos tener en cuenta que muchas de las experiencias educativas y comunicativas que recurren a las tecnologías digitales no dejan de ser gutenberguianas por usar la web, ya que siguen repitiendo los mismos modelos analógicos del siglo pasado.”, dice Aparici.

Tecnología digital

Según el coordinador del libro, con nuevas o viejas tecnologías es imprescindible cuestionarse sobre otras formas de enseñar y aprender. Los cambios mitológicos, la búsqueda de nuevos modelos pedagógicos y las prácticas interactivas basadas en el diálogo son cuestiones que están más allá del uso de una tecnología u otra.

“En estos momentos, a través del ordenador o de la telefonía se pueden acceder a programas de televisión, radio, periódicos, videojuegos... y esto no ha hecho más que empezar. Estamos en los inicios de una modalidad comunicativa y tecnológica que va más allá de la 2.0.”, sostiene.

Por último, Aparici menciona que los programas de estudio de educación mediática se caracterizan, en líneas generales, por enfoques que provienen del contexto social, político, económico y pedagógico de la década pasada o, incluso, de los años noventa del siglo XX.

Entiende además que el objeto de estudio, investigación y producción de la cultura digital en este momento tiene lugar, principalmente, fuera del aula; ya que las formas actuales de la cultura popular están ligadas al ciberespacio, la inmersión, la participación con el uso de los más variados dispositivos.

Y afirma: “en estos momentos convulsos para la educación se hace necesario una revisión y reconstrucción de los principios, metodologías, tecnologías, formación docente (...) La construcción colectiva del conocimiento a través de, por ejemplo, la Wikipedia implica consecuencias importantes que pueden cambiar completamente, con el tiempo, el modo en que vemos algunos asuntos como la educación, la alfabetización y la erudición.”

Educomunicación: más allá del 2.0 contiene distintos artículos escritos por un grupo de investigadores reconocidos en el ámbito de las relaciones entre comunicación y educación, además de Roberto Aparici: Joan Ferrés, José Antonio Gabelas, Agustín García Matilla, Alfonso Gutiérrez Martín y Sara Osuna de España; Delia Crovi y Guillermo Orozco de México; Daniel Prieto Castillo y Jorge Huergo de Argentina; Mario Kaplún de Uruguay; Ismar de Oliveira de Brasil; María Teresa Quiroz Velasco de Perú; Carlos Valderrama de Colombia.


Comenta este artículo

  • 2.0   garelli
    Viernes, 16 de Marzo de 2012
    es hora de adaptarnos, de lo contrario estaremos en una dimensión paralela .


Nombre:
Tema:
Mensaje:
envía
 
 

Quiénes somos | Contáctenos | Propiedad Intelectual

 
anep
Consejo de Educación Inicial y Primaria Consejo de Educación Secundaria Consejo de Educación Técnico Profesional Consejo de Formación en Educación